El packaging infantil: Cómo debe ser

Escrito por Mapiser el . Publicado en Blog

Cuando hablamos de los bebés y pensamos en los biberones, siempre nos viene a la cabeza el concepto de higiene. De hecho hace ya algunos años la leche que se les daba a través de este medio era en formato de vidrio, luego se empezaron a usar biberones de plástico y ha habido cierta polémica con el tiempo. Vamos a hablar de todo esto.

Cuando los biberones eran de vidrio, la mayor parte de recipientes en los que se vendían líquidos utilizaban el mismo material como envase. Se consideraba que el manipulado era el más higiénico.

Pero con los años la industria del plástico evolucionó y ha creado diversos tipos de materiales que han ido sustituyendo al vidrio como envase de muchos de los productos que consumimos, incluyendo leche y los biberones usados para alimentar a los recién nacidos.

Manipulado de biberones

El plástico y el vidrio dos tipos de manipulado

Un componente que estaba presente en ciertos envases como cajas, latas, botellas, etc. era el bisfenol (BPA) que acompañaba a ciertos plásticos y podía ser potencialmente peligroso, especialmente para mujeres embarazadas y bebés.

El hecho de que se empezasen a fabricar biberones de plástico antes del descubrimiento del bisfenol ha provocado que posteriormente se haya llegado a dudar de la conveniencia de seguir alimentando a los bebés con botellas de este material o volver al vidrio a la hora de llenar biberones para los recién nacidos.

Lo cierto es que a partir del año 2012 la FDA  (Food and Drug Administration), la agencia de los USA responsable de la administración y regulación de alimentos y medicamentos, prohibió el uso del bisfenol en la fabricación de biberones y productos que tuvieran tetinas.

Con ello la preocupación por esta sustancia desapareció y actualmente es seguro que no existe ningún producto relacionado con el manipulado de los biberones y otros objetos para alimentación de los recién nacidos que contengan productos que puedan ser potencialmente peligrosos para su salud.

Aun con todo, la polémica entre vidrio y plástico sigue abierta en ciertos sectores, en especial cuando hablamos de sectores conservadores.

Se puede decir que el vidrio tiene aspectos positivos como la limpieza, poder reutilizarlo y su lavado en el lavavajillas por ejemplo. Pero también es un material pesado, frágil que puede romperse con las caídas y peligroso porque, en esos casos, los cristales alcanzan a las personas que están cerca con la posibilidad de cortes y heridas y dentro de estas personas está el niño recién nacido.

Manipulado de biberones de plástico

En cuando a los biberones de plástico una ventaja esencial es que son prácticamente irrompibles, cómodos, transportables y duraderos.

Actualmente los biberones de plástico se fabrican en polietileno y polipropileno, los cuales no tienen en su formulación bisfenol, por lo que no ofrecen ningún peligro ni para bebés ni otras personas en contacto con esos materiales incluidas las madres.

Con unas determinadas precauciones cualquier biberón puede durar mucho tiempo sin ser considerado un peligro para nadie:

  • Verter en él el preparado de leche que sirve de comida en el preciso momento que deba ser utilizado.
  • Lavarlo con agua tibia y un detergente suave tras cada uso.

Los biberones  vienen en un embolsado exclusivamente diseñado para ellos. Con las debidas condiciones de estanqueidad y vacío que evitan que existan gérmenes en su interior. De esta manera no afectan a la tetina ni al envase para su uso posterior y el niño no está sujeto a posibles enfermedades transmitidas por el envasado del producto.

En Mapiser somos expertos en manipulado y embolsado de objetos y productos de todo tipo. Venga por nuestras instalaciones, consulte nuestra web y póngase en contacto. Le resolveremos sus problemas.

Nuestra máxima

Nuestro compromiso con la sociedad es la creación de empleo, la sostenibilidad, el consumo responsable, la calidad y la innovación.

Contáctanos

  • Zaragoza, España
    Pol. Ind. Alcalde Caballero
    C/ Monasterio de las Huelgas,23
    CP 50014
  • 976 20 41 91
  • 976 47 62 24 Fax