Pintar un edificio según el paisaje

Escrito por Mapiser el . Publicado en Blog

 

Escoge el momento perfecto

La pintura de edificios, concretamente de la fachada, siempre se va a encontrar expuesta a los cambios climáticos, a la lluvia, al viento, al frío, etc. Todos estos cambios dejarán huellas en la fachada del hogar. Por ello, se debe pintar la fachada cada cierto tiempo para que la apariencia perdure y se vea radiante a pesar del clima.

 

Cuando se habla de la pintura de edificios, la pintura de las fachadas, es importante tener en cuenta que, para cada clima, para cada tipo de paisaje, tanto si es montaña como playa, no se podrán utilizar ni las mismas pinturas, ni los mismos colores. Se trata de algo sustancial ya que los colores de cada tipo de ambiente no son de la misma categoría ni presentan la misma intensidad. Teniendo en cuenta lo que rodee el hogar, se puede tratar la pintura de la fachada desde una gama de colores cálidos hasta una gama de colores fríos, dependiendo siempre del ambiente y paisaje que hay alrededor.

Una de las mejores épocas para pintar la fachada de su hogar será la primavera. Esto se debe a que el verano en nuestro país implicará que la pintura seque antes por ciertas partes y pueda quedar desigual. El clima primaveral permite que la pintura seque en un tiempo razonable ya que hará viento suficiente. Aunque el clima de la primavera sea el más favorecedor, es recomendable que se confirmen y se repasen los cambios climatológicos durante la semana.

Evita accidentes

Varios son los aspectos que pueden influir en el proceso de pintar la fachada de una casa. Los mismos son:

  • Tipo de pintura: Podemos necesitar pintura acrílica o con una base de resina de silicona. Irá en función del tipo de superficie que tengamos que pintar.
  • Materiales: El rodillo es imprescindible para pintar de forma uniforme. Tiene que ser consistente y compacto para que tengamos un acabado liso. Una escalera nos permitirá pintar lugares elevados. También son importantes los escurridores, las cubetas y la pistola de agua a presión para limpiar el rodillo.
  • Acabado de la fachada: Debe tener un lijado uniforme para poder administrar la pintura por igual en todas las zonas.

Por último, para poder pintar su fachada, es importante tomar las medidas de seguridad adecuadas, a través de arneses o cinturones con ganchos de seguridad se podrá prevenir cualquier descuido o imprevisto. El casco, la máscara y las lentes protectoras jugarán un gran papel cuando se lije y se pinte la fachada, todo ello de acuerdo a las normas de seguridad establecidas.

Mapiser cuenta con un servicio de pintura que dejará la fachada de su edificio en perfecto estado. Póngase en contacto con nosotros en el número de teléfono 976 20 41 91 y le haremos la propuesta que mejor se adapte a sus necesidades.

Nuestra máxima

Nuestro compromiso con la sociedad es la creación de empleo, la sostenibilidad, el consumo responsable, la calidad y la innovación.

Contáctanos

  • Zaragoza, España
    Pol. Ind. Alcalde Caballero
    C/ Monasterio de las Huelgas,23
    CP 50014
  • 976 20 41 91
  • 976 47 62 24 Fax