Elige la mejor época para pintar tu residencia

Escrito por Mapiser el . Publicado en Blog

Podemos pintar tu casa de Zaragoza

¿Estás pensando que es el momento de pintar? Quizás antes convendría que leyeras lo que viene a continuación. Estamos convencidos que tomarás la decisión correcta y si necesitas ayuda para pintar tu casa de Zaragoza siempre puedes contar con nosotros.

 

Cuándo pintar la casa

Elegir el momento adecuado para ponerse manos a la obra es muy importante. De esa decisión dependerá el resultado de todo el trabajo. Pintar las paredes y techos es una labor que requiere su tiempo y planificación.

Si hay que elegir una época para comenzar a pintar la casa es habitual recomendar hacerlo durante la primavera.

Aunque existen factores climatológicos y ambientales que afecta al resultado final suele ser la estación primaveral la más adecuada para pintar las habitaciones interiores de la casa.

El frío o las bajas temperaturas afectan a las propiedades de la pintura, además el secado de las superficies pintadas es mucho más lento y la labor se prolongará en exceso. Si no hay más remedio que pintar techos y paredes de las habitaciones durante el invierno se recomienda que los radiadores de la calefacción permanezcan apagados para evitar que determinadas zonas se sequen más rápido que otras.

El calor intenso del verano también puede amenazar el resultado final de pintar una habitación. Las altas temperaturas aceleraran el secado de la pintura pudiendo incluso cuartearse al secar la pintura tan rápido. Otros riesgos, centrados en el operario encargado de las tareas de pintado, son la deshidratación y la fatiga. Ambas motivadas por las altas temperaturas pueden afectar al desarrollo de los trabajos de pintura.

Por regla general no se recomienda pintar en lugares donde la temperatura sea inferior a 5º o superior a 40º. Aunque la horquilla se reduce a entre 10º y 30º para tener mayores garantías de éxito. Si además la humedad del ambiente supera el 70% tampoco se recomienda por como pueda afectar al resultado. Si llueve en el exterior pero la temperatura de interior es aceptable pintar es una posibilidad, a sabiendas de que la pintura tardará en secar y corremos el riesgo de que puedan aparecer humedades en las paredes que estén en contacto con muros exteriores.

pintar paredes de interior

El viento no suele ser un agente climatológico que afecte en gran medida al resultado de pintar habitaciones interiores. Sin embargo si tenemos ventanas abiertas, exceso de corriente y el aire es muy seco la pintura puede llegar a cuartearse. Existe también un condicionante relacionado con el viento y es la coincidencia de días de viento y altas concentraciones de polen y esporas en el aire. Alérgenos que pueden perjudicar a las personas más sensibles dado que en la pintura pueden quedar atrapados estos minúsculos granos sin tan siquiera percatarnos.

Es muy recomendable conocer si quien va a habitar en una habitación determinada tiene problemas de alergias ya que existen pinturas con componentes, como iones de plata, que evitan la multiplicación de bacterias y reducen las alergias en techos y paredes recién pintadas.

Cuál es el momento de pintar los exteriores

Para pintar los exteriores de casas y edificios de viviendas valdría el consejo general que se ha explicado más arriba. Pintar durante la primavera cuando la temperatura oscile entre los 10º y 35º. Evitar sobreexposición al sol en las horas más calurosas y vigilando con antelación los pronósticos meteorológicos para evitar comenzar a pintar con la amenaza de lluvia y mal tiempo. Aunque dependerá de las superficies y los metros cuadrados a pintar cuenta con disponer de un período de buen tiempo de al menos 4 días.

Las superficies de exterior suelen acumular suciedades e impregnarse de sustancias que afectan a resultado. Conviene antes de comenzar a pintar realizar una buena limpieza con agua a presión. Saldrá toda la suciedad y lograremos que la pintura se adhiera mejor a todo el espacio.

En exteriores es muy importante la labor de previa a la tarea de pintar la fachada y distintas paredes. Se recomienda calcular la cantidad exacta de pintura que hará falta y tener a mano todos los utensilios a emplear. Y si el tiempo lo permite comenzar a pintar.

Unas últimas recomendaciones antes de comenzar a pintar habitaciones

Cuando hablamos de pintar, sea una puerta, una pared o una valla, nuestros oyentes tan solo ven o imaginan el proceso de pintado. Muchas veces se olvidan de esos pasos previos que son tan importantes. Vale la pena recordar que antes de comenzar a pintar una habitación tendremos que:

  • Planificar la jornada para pintar.
    Es fácil que el tiempo se pase volando. Lo recomendable es comenzar lo más temprano que se pueda. Al pintar durante la primavera, o a principios o finales del verano, nos aseguramos más horas de sol. Hay que evitar la franja del día con temperaturas más altas y estar atento a posibles cambios bruscos de la climatología que puedan dar al traste con el trabajo de pintado.
  • Calcular que materiales se van a utilizar.
    La pintura es un bien finito. Aunque podemos tener botes de pintura por si surgen imprevistos lo mejor para evitar cargarse de latas de pintura que luego no vamos a emplear es calcular por cada color los metros cuadrados de superficie a pintar. Si al cálculo le sumamos un 10 o 15% tendremos cierta garantía de no quedarnos cortos de pintura.
    Tener a mano todo el material necesario es primordial. No solo son las brochas y la pintura, también rodillos, bandejas para escurrir la pintura sobrante, cinta de carrocero, pinceles, esponjas, papel para cubrir muebles, marcos de las puertas, etc., y disolvente para esas manchas rebeldes que siempre se escapan a nuestro control. Con todo el material limpio y preparado podemos comenzar a pintar las habitaciones.
  • Preparar el terreno.
    Muy importante. Antes de empezar a pintar hay que revisar y sanear las superficies. Quitar los tacos de fijación que no vayamos a emplear después y rellenar tapando el agujero con aguaplast.
    Otra tarea es quitar, cambiándolos de habitación, o tapar aquellos muebles que puedan estorbarnos en la tarea de pintar. Si los tapamos bien, hasta el suelo, evitaremos tener luego que ir limpiándolos con productos que puedan dañarlos.
  • Primero las pruebas de pintura.
    Para no tener miedo a equivocarnos lo mejor es probar los colores elegidos para pintar en una superficie limpia. Así podemos hacernos una idea de cómo quedarán los colores y cuáles serán los contrastes entre los tonos.
  • Ponernos manos a la obra.
    Quizás durante la primera jornada hayamos tenido tiempo de acondicionar las habitaciones a pintar pero llegada la hora de comenzar con la brocha y la pintura veamos que ya está atardeciendo y hay poca luz. Lo mejor en ese caso es comenzar al día siguiente. Si hemos adelantado la preparación el trabajo posterior ira miel sobre hojuelas.
  • Luz, más luz.
    Para pintar exteriores dependeremos sobre todo del astro rey. Antes de que el sol desaparezca por el horizonte tendremos que haber terminado, o dejado para el día siguiente, las tareas de pintar las fachadas.
    Sin embargo para pintar interiores existe la creencia que vale con utilizar la luz de una bombilla para terminar con la tarea. De este modo el sol resultaría algo superfluo a la tarea. Pero estaríamos equivocados. Aunque es importante tener, además de la iluminación natural, una luz auxiliar, si para ello utilizamos una bombilla incandescente corremos el riesgo de pintar apreciando un color distorsionado. Una solución puede ser equiparnos con una iluminación con bombillas fluorescentes o LED que ofrezca una luz clara sin afectar a los colores. Hay que tener en cuenta que la apreciación de los colores no es la misma con las paredes pintadas, los muebles en su lugar y las lámparas en su sitio.
  • No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy.
    Si el tiempo lo permite y las condiciones son las deseadas el sentido común nos tiene que “obligar” a pintar aprovechando las circunstancias. Eso no significa que tengamos que comenzar a pintar tarde y mal por aprovechar la jornada. Se trata de asegurar un resultado óptimo tras haber pintado las paredes.

pintar las paredes de una residencia particular en Zaragoza

Un gran trabajo de pintura

En trabajos de magnitud o en pequeñas labores de pintado en el hogar siempre es útil contar con la colaboración de manos expertas. En Mapiser podemos encargarnos de pintar su hogar. Si quiere que su casa luzca un nuevo look pídanos presupuesto para el pintado de viviendas.

Nuestra máxima

Nuestro compromiso con la sociedad es la creación de empleo, la sostenibilidad, el consumo responsable, la calidad y la innovación.

Contáctanos

  • Zaragoza, España
    Pol. Ind. Alcalde Caballero
    C/ Monasterio de las Huelgas,23
    CP 50014
  • 976 20 41 91
  • 976 47 62 24 Fax